An occasionally irregular blog about orthodontics

Cuidado con el cone beam: ¿de verdad hace la diferencia?

By on August 7, 2017 in Spanish with 0 Comments
Cuidado con el cone beam: ¿de verdad hace la diferencia?

Cuidado con el cone beam: ¿de verdad hace la diferencia?

Yo pienso que las imágenes con TC cone beam son fantásticas y aparentemente hacen que mi diagnóstico sea mucho más fácil y preciso. ¿Pero es esto cierto? Este interesante artículo publicado en el EJO nos brinda una interesante perspectiva…

El impacto de la TC cone beam en los costos económicos y en las decisiones sobre los tratamientos que toman los ortodoncistas en el manejo de los caninos superiores con problemas de erupción.

Helena Christell et al

EJO: Advanced access DOI: https://doi.org/10.1093/ejo/cjx039

Un equipo de Malmo en Suecia y otro de Manchester en Inglaterra realizaron este estudio.

No hay duda que la introducción de la TCCB nos ha brindado un método para poder visualizar de manera detallada muchos problemas que enfrentamos en ortodoncia. Mientras las imágenes son claras, no sabemos a ciencia cierta si la radiación y costos adicionales están completamente justificados. Esto es cierto si la utilización de esta tecnología no produce un cambio en los resultados o en la toma de decisiones. Esta fue la pregunta que se hicieron los investigadores en este interesante estudio.

Ellos querían medir en pacientes con problemas de erupción de los caninos superiores los siguientes criterios.

  1. Si hay una diferencia en las decisiones clínicas basadas en las imágenes convencionales comparadas con imágenes TCCB.
  2. El costo de realizar los diferentes planes de tratamiento.
¿Qué fue lo que hicieron?

Realizaron una encuesta en línea de las diferentes opciones de tratamiento. Esto tenía los siguientes componentes:

  1. Ellos seleccionaron los registros de 12 pacientes diferentes que tenían un problema unilateral en la erupción del canino superior. Además de esto, no tenían más razones para un tratamiento de ortodoncia.
  2. Los casos tenían dos radiografías periapicales en diferentes ángulos, radiografías panorámicas e imágenes TCCB.

Los participantes clínicos

Se les envió un correo electrónico a todos los miembros de la sociedad sueca de ortodoncia y se les preguntaba si quieran ser parte de un estudio. 112 de 314 aceptaron participar.

La evaluación

A los participantes se les envió un enlace. A cada ortodoncista se le asignaron 4 de los 12 casos. Estos registros eran evaluados en dos fases. En la primera fase, ellos veían dos casos con las radiografías periapicales y panorámicas (M1) y los otros dos con TCCB y la radiografía panorámica (M2). Esto fue repetido en la segunda fase y se invirtió la presentación de los casos. Esto significa que el mismo caso se repetía con el otro método de visualización con un periodo de por los menos dos semanas entre cada una de las sesiones.

Se le pidió a los ortodoncistas que tomaran un decisión sobre el tratamiento a seguir en los casos que les fueron asignados usando las siguientes opciones:

  1. Ningún tratamiento
  2. Tratamiento de ortodoncia sin extracciones
  3. Tratamiento de ortodoncia incluyendo la extracción del primero premolar
  4. Tratamiento de ortodoncia que incluye la extracción del lateral superior
  5. Tratamiento de ortodoncia que incluye la extracción del canino con el problema de erupción

También se registró la confianza que tenían en su plan de tratamiento usando una escala de cinco puntos.

Costos

Ellos calcularon los costos relativos de la toma de imágenes diagnósticas.

Estadísticas

Ellos calcularon el consenso entre los ortodoncistas y el ortodoncias y si existían diferencias en la toma de decisiones de acuerdo a la diferentes imágenes diagnósticas.

¿Qué fue lo que encontraron?

112 ortodoncistas tomaron parte del estudio.

Cuando analizaron la comparación entre los distintos métodos de radiografías y de visualización, encontraron que había un rango de concordancia en las decisiones de tratamiento que variaba desde el 100% en un caso al 12.8% en otro.

La decisión más común con relación a los posibles tratamientos de ortodoncia fue la de no extraer, en un 66% de la evaluaciones realizadas en M1 y en un 64% en M2. En general, las imágenes con TCCB no hicieron ninguna diferencia.

Solo hubo un caso en el cual el plan de tratamiento cambió con las imágenes TCCB (79% de las veces). Este paciente tenía reabsorción de un lateral superior.

Los más importante, 107 de las 445 posibles decisiones de tratamiento (24%) fueron diferentes cuando se basaban en los registros evaluados en M2 en vez de los registros M1. Esto tampoco mostró ninguna diferencia en la confidencia entre las decisiones tomadas con las diferentes técnicas de imágenes.

El costo promedio de las imágenes en M1 era de €99 y de €134 para M2. Ellos calcularon que el costo adicional por cada decisión de tratamiento que era diferente como resultado de usar TCCB era de €143.88.

La conclusión general de su estudio fue la siguiente:

“Los resultados obtenidos no respaldan el uso rutinario de TCCB en pacientes con caninos que tengan problemas de erupción”.

¿Qué pienso yo al respecto?

Este fue un estudio muy complejo y pienso que hice una muy buena interpretación de sus hallazgos.

Empezaré con los puntos positivos del estudio. Fue bien realizado, además tuvo un buen diseño, y sus premisas eran lógicas. Seleccionaron un amplio rango de casos que representan problemas clínicos comunes. El tamaño de la muestra fue lógico. Los más importante fue que los evaluadores de las muestras eran todos ortodoncistas, esto le da al estudio una validez externa.

Si voy a ser muy crítico del estudio, pienso que él, como muchos otros, no permite la evaluación en vivo de los pacientes. Además, el periodo de dos semanas entre evaluaciones no es suficientemente largo y le puede permitir al ortodoncista recordar las decisiones que había tomado anteriormente. Sin embargo, es importante anotar que no estaban evaluado simplemente a la repetitividad, sino la influencia de tener información adicional. Esto significa que aunque el ortodoncista recuerde su primera decisión, esta puede cambiar con información adicional.

Es muy relevante recordar que estos resultados son muy similares a los de otros estudios. Todos ellos muestran que el uso adicional de TCCB no cambia de manera fundamental la toma de las decisiones de tratamiento.

Pienso que sus conclusiones son muy relevantes para la práctica radiológica. Pienso que fueron muy cuidadosos al decir el uso “rutinario de TCCB” no está indicado. Estoy de acuerdo con esto y que solo deberíamos aumentar la dosis de radiación en nuestros pacientes cuando estemos convencidos que la información adicional es fundamental. Estoy seguro que un buen ortodoncista puede diagnosticar la mayoría de los problemas de manera clínica y con radiografías 2D de baja radiación. Estoy seguro que la discusión que tenderemos a continuación será muy interesante…

 

(Visited 23 times, 1 visits today)

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top

Pin It on Pinterest