An occasionally irregular blog about orthodontics

El mercadeo en la ortodoncia. ¿Están los investigadores quedados en el tiempo?

By on September 12, 2017 in Spanish with 0 Comments
El mercadeo en la ortodoncia. ¿Están los investigadores quedados en el tiempo?

He publicado muchas veces sobre los nuevos materiales y técnicas de ortodoncia que cuentan con fuertes campañas de mercadeo por parte de sus fabricantes pero que a la vez tienen poca evidencia científica que los respalde. Hoy voy a analizar un artículo que precisamente habla de este importante aspecto.

En los últimos años, han surgido varios nuevos productos y técnicas que las compañías fabricantes han promocionado agresivamente con la ausencia de una base científica. Además, cuando algún investigador independiente ha analizado estos nuevos desarrollos, generalmente llegan a la conclusión de que tienen pocas ventajas en comparación sobre los métodos convencionales. He hecho algunas publicaciones al respecto y me han acusado de ser demasiado crítico, de ser un acosador y de predicar mi verdad desde un púlpito electrónico. Por esta razón estaba muy interesado en este artículo publicado en Progress in Orthodontics.

Un equipo de Londres en Inglaterra y de Berna en Suiza llevaron a cabo este estudio.

Clinical evaluation of marketed orthodontic products: are researchers behind the times? A meta-epidemiological study

Seehra et al. Progress in Orthodontics (2017) 18:14 DOI 10.1186/s40510-017-0168-y

En su introducción los autores señalan que intereses financieros han llevado a una publicidad muy agresiva y al uso temprano de ciertos productos que no han sido probados aún. Por ejemplo, están los brackets de auto ligado, la micro osteoperforación y la aplicación de vibración. Investigadores independientes han llevado acabo sus propios estudios sobre estos supuestos hallazgos. Esto puede representar una pérdida de recursos en investigación. Por esto, quieren evaluar la prevalencia de los estudios clínicos en ortodoncia que evaluaron productos que han sido promocionados comercialmente.

¿Qué fue lo que hicieron?

Llevaron a cabo una revisión sistemática estándar bien realizada. Incluyeron todos los estudios aleatorios sobre un periodo de 5 años (2012-2016) que evaluaron un intervención ortodóntica con un grupo control. Cuando obtuvieron su muestra final, registraron los datos obtenidos de la siguiente manera:

  • Región de autor
  • La intervención que estaba siendo publicitada
  • La dirección del efecto del tratamiento (positivo/negativo)
  • Declaración de patrocinio/obtención de fondos/conflicto de intereses
¿Qué fue lo que encontraron?

Encontraron 84 estudios clínicos aleatorios. Los europeos realizaron la mayoría de ellos (48%), el 33% fueron hechos por no europeos y por no estadounidenses. Finalmente el 17% se llevaron a cabo en los EEUU.

45% de las investigaciones incluyeron un análisis de productos mercadeados después de su lanzamiento comercial. El resto de los estudios evaluaron intervenciones no clínicas e intervenciones no publicitadas, por ejemplo, modificación del crecimiento, ansas de cierre, etc.

Encontraron un efecto positivo del tratamiento en un 50% del número total de estudios.

Su conclusión general fue:

“Mitad de los estudios incluían productos que estaban siendo mercadeados y casi el 44% de ellos reportaron que no hubo una mejoría relacionada con el producto”.

¿Qué pienso yo?

Pienso que esta es una investigación muy relevante e interesante. Los autores escribieron una buena discusión y estas son sus principales conclusiones.

Primero que todo necesitamos estudios adecuados como parte fundamental en el desarrollo de nuevos productos.

Es muy importante notar que un tercio de los estudios que analizaron estaban enfocados en la aceleración del movimiento dental y observaron diferencias por significativas en la tasa del movimiento dental.

También señalaron que la obtención de las licencias para los nuevos productos no requiere de un soporte clínico. Sin embargo si hay ausencia de evidencia clínica, no deberían afirmar que tales productos aceleran los tratamiento o reducen las extracciones.

Finalmente, pienso que señalaron algo muy importante cuando decían que las investigaciones realizadas con una base académica tienen un precio en términos de sus costos financieros y oportunidades. Si las compañías fabricantes hubieran hecho los estudios correspondientes antes de lanzar el producto, este tiempo y recursos se hubieran podido gastar en otra investigación relevante. Esto ha dado como resultado un pérdida en investigación.

Mi comentario final es una solicitud a los líderes de opinión, y pude caer en oídos sordos. Por favor piensen detenidamente sobre promocionar productos y desarrollos (tomando el dinero) que no están basados en evidencia. Usted tiene una responsabilidad con sus pacientes, colegas ortodoncistas e investigadores académicos.

 

(Visited 24 times, 1 visits today)

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top

Pin It on Pinterest