An occasionally irregular blog about orthodontics

¡La extracción de los caninos temporales previene la impactación de los caninos permanentes!

By on October 9, 2017 in Spanish with 0 Comments
¡La extracción de los caninos temporales previene la impactación de los caninos permanentes!

 

La impactación de los caninos permanentes es un problema real. Frecuentemente, tratamos de prevenir este problema realizando la extracción de los caninos temporales. ¿Pero es esto efectivo?

De manera sorprendente hay pocos estudios que han analizado este tipo de tratamiento. Anteriormente en este blog, discutí una revisión de Cochrane que fue publicada 2012. Sus autores concluyeron que no había evidencia para poder establecer que la extracción de los caninos temporales fuera efectiva. Después, en 2015 Julia Naoumova publicó un muy buen estudio. Ella concluyó que la extracción de los caninos temporales era beneficiosa. Como resultado, pienso que todavía hay algo de confusión con relación a este tipo de tratamiento. Por esta razón, estoy interesado en analizar dos revisiones sistemáticas que estudiaron este problema. Valió la pena estudiar estos dos artículos.

Primero quiero analizar el realizado por Naif Almasoud. Fue publicado en el Angle Orthodontist, es de acceso libre para que todos lo puedan leer.

Extraction of primary canines for interceptive orthodontic treatment of palatally displaced permanent canines: A systematic review

Naif N. Almasoud a

Angle Orthod. 0n line DOI: 10.2319/021417-105.1

Él quería determinar si se podía prevenir los caninos desplazados palatinamente al realizar la extracción de los caninos temporales. Para lograr esto llevó a cabo una revisión sistemática estándar. Su pregunta PICO fue la siguiente:

Participantes: Niños que tuvieron por lo menos un canino permanente desplazado palatinamente.

Intervención: Extracción del canino temporal.

Control: No realizar la extracción del canino temporal.

Resultados: Erupción del canino permanente.

¿Qué fue lo que encontró?

El solo incluyó estudios aleatorios e identificó cuatro estudios. Dos habían sido realizados recientemente. Uno era el de Naoumova (2015), del cual ya realicé una publicación en este blog, y el otro fue hecho por Bazargani et al (2014). Este último no lo conocía. Los otros dos estudios fueron hechos por Baccetti y Leonard.

Aquí quisiera mencionar que los estudios realizados por Baccetti y Leonard fueron analizados en la revisión Cochrane. Almasoud no incluyó los datos de estos estudios porque tenían un alto riesgo de sesgo y la interpretación de los datos no era clara. Por esta razón yo no voy a incluir estos datos en mi interpretación.

Quisiera que continuáramos con el otro estudio en mención.

Effectiveness of extraction of primary canines for interceptive management of palatally displaced permanent canines: a systematic review and meta-analysis

Ameirah Saeed Alyammahi et al

European Journal of Orthodontics, 2017, 1–8 DOI:10.1093/ejo/cjx042

Este artículo fue publicado por el European Journal de Orthodontics. Es una publicación paga y a no ser que usted sea miembro de la EOS o tenga acceso a la publicación, no podrá leer el artículo.

Un equipo de Dubái realizó este estudio. Querían tener respuesta al mismo interrogante y usaron la misma pregunta PICO. Evaluaron el sesgo usando la herramienta de riesgo de sesgo de Cochrane.

¿Qué fue lo que encontraron?

Esta vez encontraron cinco estudios clínicos aleatorios. Fueron los mismos que encontró el Dr. Almasoud, pero además, encontraron otro adicional publicado por Baccetti. Igual que en otras revisiones, también encontraron un alto riesgo y un bajo riesgo de sesgo de manera separado. De hecho, los únicos estudios que brindaban una buena evidencia eran los publicados por Naoumova y Bazargani.

¿Qué fue lo que yo concluí?

Solamente voy a incluir los datos de los estudios recientes de alta calidad. He resumido esta información en la siguiente tabla.

 

EstudioErupción después de extraer (%)Erupción después de no extraer (%)Proporción de riesgo (95% IC)
Naoumova69391.6 (0.9-2.7)
Bazargani67421.7 (1.1-2.7)

 

Los resultados muestran claramente que la extracción de los caninos temporales aumenta la posibilidad de erupción de los caninos que están desplazados palatinamente.

La interpretación de estos datos puede ser algo engañosa. Ya esto lo discutí anteriormente en mi blog. Podemos concluir lo siguiente:

  • Si extraemos los caninos temporales cuando veamos un canino desplazado palatinamente hay un 25-30% de aumentar la posibilidad de que el canino permanente haga erupción cuando se compara con no realizar algún tipo de tratamiento.
  • La proporción de riesgo significa que los pacientes donde se realizó la extracción de los caninos temporales tuvieron 1.6/1.7 veces de posibilidad de que sus caninos permanentes erupcionaran en comparación a no realizar algún tipo de tratamiento.
¿Qué pienso yo?

Yo creo que podemos concluir que hay muy buena evidencia de que la extracción de los caninos temporales aumenta la posibilidad de que hagan erupción los caninos que están desplazados palatinamente. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el éxito de tratamiento no está garantizado. Los datos de estos estudios son muy útiles para nuestros pacientes cuando les estamos explicando cómo los vamos a tratar.

Finalmente, quisiera hacer un cometario sobre las revisiones. En una publicación anterior llegué a la conclusión de que hay demasiadas revisiones sistemáticas. No puedo dejar de pensar que dichas revisiones son un claro ejemplo de este problema.

Ahora tenemos una revisión de Cochrane y otras dos revisiones sobre el mismo problema clínico. No me sorprende que las revisiones más recientes han llegado a las mismas conclusiones. También estoy seguro que cuando se actualice la revisión de Cochrane, se van a reforzar estos hallazgos. Sería maravilloso ver esta revisión actualizada prontamente. Esto debe representar una pérdida en recursos de investigación.

(Visited 205 times, 1 visits today)

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top

Pin It on Pinterest