October 17, 2018

Bill Proffit: Teoría del equilibrio revisada

La semana pasada quedé impactado al oir sobre la muerte de Bill Proffit. Como resultado, decidí hacer una publicación en el blog de su artículo clásico “Teoría del Equilibrio Revisada”

 Como muchos estudiantes de ortodoncia mi primer contacto con Bill Proffit y sus enseñanzas fue en seminarios y su libro. También lo escuché presentar conferencias muchas veces. La primera vez que lo conocí fue cuando estábamos haciendo un estudio sobre tratamiento de Clase II y fue una increíble ayuda. Nos volvimos a encontrar muchas veces y tuvimos muy buenas conversaciones sobre ortodoncia, ensayos, evidencia, Forest plots (gráficos de revisiones sistemáticas) y cruzando los Estados Unidos por tren. Su influencia en la Ortodoncia fue inmensa y tuvo un gran efecto en mi carrera. Este artículo me hizo “sentar y pensar” y decidí volverme un académico. Así que como tributo a Bill Proffit, voy a bloguear acerca de él a mi estilo.

Teoría del Equilibrio Revisada: Factores que influencian la posición de los dientes.

WR Proffit. Angle Orthodontist: July 1978.

Un académico de Carolinadel Norteescribió este artículo. The Angle Orthodontist lo publicó.

Que se preguntó?

Consideró el rol de los tejidos blandos como medio ambiente en la etiología de la maloclusión.

Qué hizo?

Simplemente puso delante su opinión basada en la interpretación de la investigación propia y de otros.

Este artículo puede ser interpretado de muchas formas. Esta es mi manera de entenderlo.

Etiología de la Maloclusión

La Maloclusión es causada por una interacción entre nuestra genética y el ambiente. Por lo tanto, si piensas que la posición del diente es en su mayoría influenciado por el ambiente, entonces es mas probable que hagas tratamientos sin extracciones. Esto se debe a que, tu esperas influir el medio ambiente. Si tu crees que la genética es más importante, entonces probablemente preferirás extraer dientes, pues creerás que el medio ambiente no puede ser modificado a ninguna medida significativa. Esta es una filosofía simple y clara.

Luego él sugiere que cuando consideramos las fuerzas que actúan sobre los dientes, no hay duda que existe un equilibrio. Las fuerzas de la lengua por dentrás de los dientes y los labios y mejillas por fuera están en balance. Cuando llevamos a cabo un tratamiento de ortodoncia aplicamos fuerzas a los dientes con lo que cambiamos el equilibrio y entonces los dientes se mueven.

El efecto de la fuerza

Esto nos lleva a una discusión en la cual dice la duración de cualquier fuerza aplicada es mas importante que la magnitud de la fuerza. Tomo este concepto para decir que si movemos los dientes fuera de la zona de equilibrio, entonces las fuerzas mas ligeras y de mayor duración resultarán en regresar los dientes atrás, y la recidiva es una posibilidad muy alta.

A la mitad del artículo, explica que las fuerzas externas también producen un efecto. Estas fuerzas surgen por ejemplo de hábitos de succión, fuerzas de la oclusión e incluso de la postura de la cabeza tendrán influencia. Otra vez, estas serán de larga duración y pueden modificar la posición de los dientes de manera significativa.

Resumen

Mi interpretación general es que la posición de los dientes se encuentra influenciada por el medio ambiente de los tejidos blandos, las fuerzas de los dientes y posiblemente por necesidades respiratorias. Los dientes se mueven al alterar el equilibrio de fuerzas sobre ellos. Como resultado, el tratamiento recidivará si el equilibrio no se modifica de manera significativa.

Sin embargo, antes que todos los noextraccionistas, expertos en expansión y físicos en resporación ortodóntica se emocionen acerca de esta teoría, debemos recordar que no tenemos evidencia que soporte el escrutinio científico, de que podemos modificar el equilibrio. Es por esa simple razón que este brillante artículo es aún relevante a la práctica contemporánea.

Espero que compartan mi interpretación de este artículo. Tu puedes tener un entendimiento totalmente diferente, pero de eso se tratan las discusiones científicas. Y es en este tema de debate científico donde Bill Proffit no tenía comparación.

Related Posts

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *