September 17, 2018

No vayan a soltar los que ya tienen: un nuevo estudio sobre retención en ortodoncia.

No sabemos cuál es el mejor método de retención en ortodoncia. Este nuevo y ambicioso estudio nos da la respuesta.

La retención en los tratamientos de ortodoncia es uno de los temas más controversiales en esta especialidad. Como resultado, existen muchos métodos de retención. Sin embargo, todavía no sabemos con certeza cuál es el mejor método de retención.

Este nuevo estudio nos brinda información muy útil. Un equipo de Londres en Inglaterra realizó esta investigación y fue publicada en el AJO-DDO.

Effects of fixed vs removable orthodontic retainers on stability and periodontal health: 4-year follow-up of a randomized controlled trial

Dalya Al-Moghrabi et al

Am J Orthod Dentofacial Orthop 2018;154:167-74

https://doi.org/10.1016/j.ajodo.2018.01.007

En su introducción, los autores mencionan que a pesar que existen varios estudios sobre retención, ninguno de ellos le ha hecho seguimiento a los pacientes por más de dos años. Como resultado, han diseñado un estudio que observará la retención durante un periodo de por lo menos 4 años. Esto es muy ambicioso así que, veamos pues, sus hallazgos y resultados.

La pregunta que se realizaron fue la siguiente: ¿Cuál es la estabilidad de los tratamientos con retenedores fijos y removibles durante un periodo de 4 años?

El resultado secundario fue la salud gingival y la acumulación de placa.

¿Qué fue lo que hicieron?

Este fue un seguimiento a largo plazo de un estudio previo donde miraron la estabilidad después de 18 meses. Ya hablé de este estudio anteriormente.Pienso que es un buen estudio.

La pregunta PICO fue la siguiente:

Participantes: 82 pacientes de ortodoncia que hubieran completado su tratamiento.

Intervención: Retenedor fijo hecho de un alambre coaxial 0175.

Comparador. Retenedor formado al vacío.

Resultado: Índice de Little y varias mediciones de la salud periodontal.

Realizaron una buena aleatoriedad, una adecuada generación de la secuencia y ocultación de la asignación. El tamaño de la muestra fue bien calculado y realizaron análisis estadísticos relevantes.

¿Qué fue lo que encontraron?

Incluyeron 82 pacientes en el estudio. Después de 4 años, 42 permanecían aún en el estudio. Esto representa una deserción del 50%.

El aumento medio del índice de irregularidad en el grupo con retenedores al vacío fue de 2.37mm y en grupo de retención fija fue de 0.85mm. La diferencia media fue de 1.64mm. No encontraron otros efectos.

Cuando analizaron los resultados en la salud periodontal no encontraron diferencias entre los retenedores. Sin embargo, había una acumulación significativa de placa y de inflamación gingival para ambos tipos de retenedores.

También reportaron que el 67% de los pacientes con retenedores formados al vacío no los usaban adecuadamente.

Sus conclusiones fueron las siguientes:

Los retenedores fijos fueron más efectivos que los retenedores formados al vacío.

Ambos tipos de retenedores fueron asociados con inflamación gingival y acumulación de placa.

¿Qué pienso yo?

Este fue un estudio interesante y ambicioso. Fue interesante ver que en su primer seguimiento de estos pacientes no reportaron diferencias entre los retenedores. Ellos sugieren que, a medida que el periodo de retención se vuelve mas largo, los retenedores fijos son más efectivos.

Este estudio es bueno, pero mi preocupación tiene que ver con el alto porcentaje de deserción. Fue bueno ver que no hubo diferencias en el número de abandonos en ambos grupos. Los importante es que aun así el estudio tenía suficiente poder.

Desafortunadamente no sabemos si los pacientes desertores eran diferentes de aquellos que permanecieron en el estudio. Esto nos puede llevar a un sesgo. Por ejemplo, aquellos que permanecieron en el estudio  podrían haber estado preocupados por la recidiva de sus tratamientos. Por otro lado aquellos que abandonaron la investigación no usaban de manera adecuada sus retenedores. Como resultado, mientras exista un sesgo, no podremos saber su dirección.

Finalmente, sabemos que los seguimientos a largo plazo son difíciles de realizar. Pienso que deberíamos felicitar a los autores de este estudio. Los hallazgo son clínicamente relevantes. Sin embargo, cada uno de nosotros debería realizar su propia interpretación de este estudio basando en el alto número de deserciones.

 

 

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *