An occasionally irregular blog about orthodontics

El dolor producido por la ortodoncia es un problema serio para nuestros pacientes.

By on November 16, 2017 in Spanish with 0 Comments
El dolor producido por la ortodoncia es un problema serio para nuestros pacientes.

El dolor producido por la ortodoncia es un problema serio para nuestros pacientes. Hoy voy a hablar de una nueva técnica que podría reducir este tipo de dolor.

La mayoría de ortodoncistas y odontólogos recomiendan analgésicos para reducir el dolor producido por la ortodoncia. Desafortunadamente, la medicinas para el dolor pueden tener efectos colaterales o inclusive reducir la velocidad del movimiento dental. Como resultado de esto, un grupo de investigadores realizaron un estudio mirando métodos no farmacológicos para la reducción del dolor, tales como la vibración y tratamientos con luces láser de baja intensidad. En este nuevo estudio, los investigadores realizaron una prueba para evaluar la efectividad de un campo electromagnético pulsante (CEP) en el dolor producido por la ortodoncia. Este nuevo tipo de tratamiento no invasivo ha sido utilizado anteriormente para reducir el dolor en tejidos lastimados. Un equipo de varios hospitales en Corea llevaron a cabo esta investigación usando un pequeño aparato CEP. El artículo fue publicado en el AJO-DDO.

Effectiveness of pulsed electromagnetic field for pain caused by placement of initial orthodontic wire in female orthodontic patients: A preliminary single-blind randomized clinical trial

Jin-Gon Jung et al

Am J Orthod Dentofacial Orthod 2017;152:58291  Doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.ajodo.2017.04.022

Esta fue la pregunta que se hicieron. ¿Redujo el CEP el dolor que se produce después de poner los arcos iniciales?

¿Qué fue lo que hicieron?

Realizaron un estudio aleatorio simple ciego de boca dividida de 2 brazos paralelos con una proporción de alocación de 1:1. La pregunta PICO fue la siguiente:

Participantes: 33 pacientes femeninas de ortodoncia con edades entre 11-25 años que tenían aparatología fija en sus dientes superiores.

Intervención: El CEP se presentó en forma de un parche. Los participantes pegaban el parche a sus mejillas. Esto creaba un campo electromagnético e 27.12MHz. Pienso que por eso lo aplicaron durante periodos de 24, 48 y 72 horas después de la cementación inicial.

Control: Aparato placebo. Este no estaba activo.

Resultado: Durante 3 días se registró el dolor en una escala numérica que iba del 1 al 10, siendo 10 el peor dolor. Los investigadores enviaron 6 veces a los teléfonos celulares de los participantes un encuesta durante un periodo de 72 horas. Los datos del dolor eran registrados en reposo y al apretar los dientes.

De manera aleatoria distribuyeron los aparatos activos y placebo en cada lado de la boca de los participantes. Ellos debían utilizar el aparato durante 7 horas, durante 3 noches consecutivas. Los pacientes tampoco sabían en cuál lado tenían el aparato activo y en cuál el placebo.

¿Qué fue lo que encontraron?

Lo más interesante fue que reportaron reducción en el dolor, tanto en reposo y mientras apretaban sus dientes 24, 48 y 72 horas después de poner en boca los arcos iniciales. He incluido un gráfico del estudio. Espero no meterme en problemas por los derechos de autor.

En él se observa que hubo una reducción en el tiempo tanto en el lado placebo como en el experimental.

¿Qué pienso yo?

Primero, que todos debemos tener en cuenta que este es un estudio piloto a escala pequeña. De hecho, solo nos brinda información preliminar y por eso debemos ser cuidadosos. Sin embargo, los resultados son interesantes y crean la necesidad de estudios futuros.

También debemos recordar que este era un estudio de boca dividida. Esto significa que no podemos estar 100% seguros de que la intervención en un lado de la boca no tuvo influencia sobre la percepción de dolor en el otro lado. Por ejemplo, en la gráfica, podemos ver que el placebo redujo los niveles de dolor. Esto puede ser el efecto placebo o puede ser una reducción verdadera debido al efecto cruzado del CEP.

Mi otra preocupación es si mis pacientes usarían un parche externo pegado afuera de sus caras. Al parecer los investigadores les pidieron a los pacientes que usaran el aparato durante la noche por 7 horas. Sin embargo, no es clara si era durante el sueño.

En resumen, pienso que es un interesante estudio piloto. Finalmente, es bueno ver cómo se prueba un producto antes de lanzarlo al mercado.

(Visited 29 times, 1 visits today)

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top

Pin It on Pinterest